Los buñuelos de viento son una deliciosa y tradicional receta de repostería que se disfruta en muchas partes del mundo. Estos pequeños bocados de masa esponjosa y ligera se caracterizan por su sabor dulce y su textura aireada. Son ideales para acompañar una taza de café o chocolate caliente, o para servir en reuniones familiares y celebraciones especiales. Aquí os presentamos la receta de los buñuelos de viento, junto con algunos datos curiosos sobre este postre.

Receta buñuelos de viento

Los buñuelos de viento se originaron en España y se consumen en muchas partes del mundo bajo diferentes nombres, como «beignets» en Francia o «zeppole» en Italia. Estos deliciosos bocados se asocian comĂșnmente con celebraciones religiosas, como el DĂ­a de Todos los Santos en España, pero tambiĂ©n se disfrutan en otras festividades y ocasiones especiales.

Ingredientes:

  • 170 gr de harina para reposterĂ­a.
  • 3 gr de levadura.
  • 250 gr de agua.
  • 50 gr de mantequilla.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharada de cafĂ© de azĂșcar.
  • 4 huevos.
  • Aceite de oliva o de girasol para freir.
  • AzĂșcar glas.
Receta buñuelos de viento

Receta buñuelos de viento | Postre típico de Todos los Santos

Proceso de elaboraciĂłn:

  1. En una cacerola, calienta el agua, la mantequilla, la sal y la cucharadita de azĂșcar a fuego medio. Lleva la mezcla a ebulliciĂłn y, una vez que hierva, retira la cacerola del fuego.
  2. Agrega la harina de trigo y la levadura, para ello tamiza estos componentes. Mientras tanto la iremos virtiendo sobre la mezcla caliente.
  3. A continuaciĂłn, removemos vigorosamente con una cuchara de silicola, hasta que la masa se desprenda de las paredes de la cacerola y se forme una bola.
  4. Deja enfriar la masa durante unos minutos. Luego, agrega los huevos uno por uno, mezclando bien después de cada adición , para ello nos podemos ayudar de una barilla de amasar. No agregar el siguiente huevo hasta que el primero no se haya disuelto totalmente. La masa deberå estar suave y homogénea.
  5. Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto. La cantidad de aceite debe ser suficiente para sumergir los buñuelos.
  6. Mientras el aceite se calienta vamos haciendo bolitas de aproximadamente 1 cm, ya que la masa crece mucho.
  7. Con la ayuda de dos cucharas, forma pequeñas porciones de masa y colócalas en el aceite caliente. Fríe los buñuelos hasta que estén dorados y crujientes, lo que tomarå aproximadamente 3-4 minutos por cada lado.
  8. Retira los buñuelos del aceite con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  9. Opcionalmente, espolvorea azĂșcar glas sobre los buñuelos antes de servir.

Curiosidad:

Los buñuelos de viento son apreciados por su textura ligera y su sabor dulce. Su nombre proviene de la palabra «viento» porque, al freĂ­rse, la masa se infla y se vuelve esponjosa, como si estuviera llena de aire. Son una deliciosa tradiciĂłn culinaria que ha perdurado a lo largo de los siglos y que continĂșa deleitando los paladares de quienes los prueban.

Por Ășltimo, recuerda que en nuestra pĂĄgina web puedes encontrar otras recetas tĂ­picas de estas festividad como la receta de los huesos de santos.AdemĂĄs, de disfrutarĂĄs de recetas de otras festividades como: receta del apagaillo, receta de la leche frita,  o recetas tĂ­picas de Cuaresma como los buñuelos de bacalao.