Hace unos días, comenzábamos a contar la historia de nuestro logo y explicábamos que era una versión minimalista de la vieja cuaresma. Que se correspondía con una especie de calendario de cuaresma en el que aparecía una vieja con siete patas, siete semanas.

SIIT

La primera pata se quitaría la semana del miércoles de ceniza. Quitando el resto de patas, las restantes seis semanas de cuaresma. Nos quedaría una última pata por quitar, que se arrancaría el Domingo de Resurrección. Ya se procedería a quemar todo el cuerpo. Cada una de las patas representa el ayuno que se realiza en cuaresma.

Por eso, la vieja era presentada de diferentes formar: con un cayado de peregrino en la mano derecha, con una sartén en la mano izquierda enarbolando un bacalao, con un canasto lleno de verduras típicas de la época, espinacas, acelgas, etc. En ese canasto se han llegado a representar incluso chorizos, parece algo ilógico, pero para recordar que este producto no se podía consumir.

dibujo de la vieja cuaresma

LA VIEJA CUARESMA UN RECLAMO PUBLICITARIO

Como os comentábamos en el anterior artículo, esta famosa vieja se exhibía en los escaparates de las tiendas con el fin de recordar la prohibición  de comer carne. Al lado se mostraba un bacalao para recordar a los transeúntes que allí se podía comprar ese pescado. Una buena estrategia de marketing o reclamo publicitario.

El Domingo de Pascua (Domingo de Resurrección) tras quemar a la vieja por completo se procedía a un gran festín. Generalmente, si la economía lo permitía, la comida estaba basada en productos prohibidos durante la vigilia, como cordero (denominado cordero de pascua) y embutidos de cerdo.

SER MÁS LARGO QUE LA CUARESMA

La representación antropomórfica de la cuaresma, se realizaba mediante una mujer muy alta y delgada, de ahí el dicho “Ser más largo que la cuaresma”. A partir del siglo XVII la cuaresma es una vieja escuálida, con siete patas que se muestran bajo una larga falda negra. Además la vieja lleva un pañuelo a la cabeza, un cesto, un bacalao, un delantal y un chal o toquilla.

Esta forma de representar la vieja cuaresma, también es conocida con el nombre de “Vella Quaresma” siendo la protagonista de cuentos y canciones, que se cuentan a los pequeños de la casa y que marcan el tiempo de la cuaresma.

LOGO DE CUARESMA EGABRENSE

La vieja cuaresma ha tenido multitud de representaciones. Antiguamente se la representaba como una vieja de aspecto desagradable y escuálida. Para hacerla más atractiva a los niños, su representación ha ido cambiando, para terminar siendo una mujer con los brazos extendidos, falda abombada y siete piernas.

A lo largo de la historia se ha intentado plasmas el dogma de la fe de diferentes formas, convirtiéndose estas representaciones en surrealistas. La representación de la vieja cuaresma como una vieja con siete patas que aparecen por debajo de la falta es claramente una de estas representaciones surrealistas.

Joan Amades era un gran estudioso del folklore de Cataluña, sobre todo estaba dedicado al estudio de las tradiciones populares. Siendo un gran estudioso de la vieja cuaresma, de hecho, poseía una gran colección de viejas cuaresmas. Dentro de esta colección encontramos la representación minimalistas de la vieja cuaresma, de la que no se conoce su autor.

De esta forma, debido a su sencillez, y a lo que representa y el tema principal de nuestra página y de nuestra aplicación. Que no es otro que informar de todos los actos que organizan nuestras cofradías a lo largo del año, sobre todo cuando el calendario marca que es cuaresma. Elegimos ese logo.

Por ultimo esperamos que os haya gustado la historia de nuestro logo y que hayáis disfrutado.

dibujo de las diferentes representaciones de la vieja cuaresma
Diferentes representaciones