Historia de la Hermandad de la Virgen de la Sierra聽

La menci贸n m谩s antigua a la Virgen de la Sierra aparece en el Libro de la Monter铆a de Alfonso XI, pese a que la devoci贸n mariana es mucho m谩s antigua y queda reflejada en el Ara Bacauda que se conserva en la Iglesia de San Juan Bautista.

Historia de la devoci贸n a la Virgen de la Sierra

En nuestra localidad existe una leyenda que cuenta la llegada de la imagen de la Patrona de Cabra. Un disc铆pulo del evangelista San Santiago, el Santo Hissio o Hesiquio, entreg贸 una imagen de una Virgen a los habitantes de Egabro. Otro de los aspectos novedosos de esta leyenda es que se cuenta que la imagen de esa Virgen fue pudo ser tallada por San Lucas y dada a este por San Pablo.

La primera ubicaci贸n de esta imagen fue una casa, pero posteriormente se traslad贸 la imagen a un templo destruido en el que se veneraba a la Diosa Fortuna. Se construy贸 una iglesia para albergar dicha imagen. En dicho templo estar铆a la imagen hasta que Arcesindo, d茅cimo obispo que ocup贸 la sede episcopal egabrense,聽 ocultara la imagen en una cueva de la Sierra de Cabra debido a la inmediatez de la invasi贸n musulmana, 714.

Aparici贸n de la Virgen de la Sierra

La imagen permencer铆a m谩s de 5 siglos escondida en aquella cueva, ya que no ser铆a hasta el 15 de agosto de 1240 cuando un cautivo encontrara la imagen. Dicho d铆a, cuenta la leyenda, que Fernando III El Santo recupera la Villa de Cabra para la corona de castellano-leonesa. Se piensa que fue este d铆a porque el ese d铆a se consagr贸 la Iglesia de la Asunci贸n y 脕ngeles y esto se sol铆a hacer el mismo d铆a que se conquistaba la ciudad.

Un cautivo cordob茅s hab铆a escapado de la casa de su amo cuando este le propuso insistentemente que renegara del cristianismo y se convirtiera al Isl谩m. Huyendo de su amo el cautivo se ocult贸 en una cueva de la Sierra de Cabra. Cuando el cautivo se enter贸 de que la ciudad hab铆a reconquistada y ya era cristiana, el cautivo acudi贸 a Fernando III y le cont贸 el hallazgo de la Virgen.

La comitiva se desplaz贸 al Picacho para ver si la aparici贸n era cierta. A modo de ofrenda Fernando III le otorg贸 a la Se帽ora el pend贸n de combate y la caja de guerra que le hab铆an arrebatado a los moros en la Batalla de Guadalete. Las referencias m谩s antiguas a la Virgen de la Sierra aparecen en el Libro de la Monter铆a de Alfonso XI, del a帽o 1240.

A partir de la aparici贸n comenzar铆an las peregrinaciones a la Cueva de la Aparici贸n, pero no ser铆a hasta el a帽o 1336 cuando los devotos acudieran de manera m谩s asidua al Santuario.

Las primeras referencias a la Archicofrad铆a se remontan al siglo XVI, hay testigos documentales de visitas pastorales al Santuario en documentos de la misma hermandad, donde adem谩s hay constancia de la gran devoci贸n que adquiri贸 la imagen.

Pero el culto a la Virgen de la Sierra no siempre const贸 de buena salud, sino que ha tenido altibajos, de hecho hubo momentos en los que el culto estuvo casi desaparecido.聽 En el a帽o 1908 la imagen fue patrona de la ciudad de Cabra, y en el a帽o 1958 se declar贸 Alcaldesa Perpetua. Pese a que ahora nos pueda parece parad贸jico la tradicional Baj谩 no se realiz贸 de manera continua el 4 de Septiembre. De hecho, entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX la imagen se encontraba casi olvidada en una capilla del Iglesia de la Asunci贸n y 脕ngeles. Esto deriv贸 en que los devotos dejaron de subir al Santuario pues la imagen no se encontraba all铆, esto llev贸 asociado que el Santuario estuviera casi abandonado. Pero siempre existi贸 como un rumor de fondo de que la Virgen deb铆a volver al Picacho para que todos los devotos de los pueblos de la comarca acudieran a verla, esto se demostraba en la fase que muchos benefactores dec铆an 隆La Virgen a la Sierra!.

El 26 de octubre de 1912 aparecen en las iglesias de Cabra un comunicado en el que se explicaba que la junta interina, nombrada por el Sr. Obispo de C贸rdoba, iba a proceder a la reorganizaci贸n de la Archicofrad铆a, redactar unos estatutos nuevos. Pero el punto m谩s importante era que la Virgen ser铆a traslada el 28 de octubre al Santuario. Los devotos contentos por esta noticia acompa帽aron a la imagen en romer铆a hasta el Santuario entonando vivas y alabanzas a la imagen, la alegr铆a se deb铆a a que los fieles ya podr铆an subir al Picacho para cumplir sus promesas. En el a帽o 1913, el D铆a de la Candelaria se celebrar铆a la primera romera de la Candelaria.

La estancia de la Virgen en el Santuario y en Cabra no era antiguamente como hoy la conocemos. Por ejemplo, en el a帽o 1755 la Virgen baj贸 a la ciudad para dar gracias por la supervivencia tras el gran terremoto de Lisboa. La Sant铆sima Virgen tambi茅n baj贸 para pedir y poner fin a la sequia que se produjo en 1775, estando la imagen durante m谩s de un a帽o en la ciudad. Durante la Guerra Civil Espa帽ola, es otra 茅poca en la que la Virgen permaneci贸 en la ciudad, de hecho, hay relatos que cuentas que se intent贸 subir la Virgen al Santuario durante la Guerra pero el coche se rompi贸.

A Don Manuel Mora Aguilar se le debe en gran parte la potenciaci贸n de la devoci贸n a nuestra patrona. De hecho fue Don Manuel Mora quien propuso que en agosto se deber铆a celebrar una romer铆a en el Santuario en la que los fieles cumplieran sus promesas, cre谩ndose la popular Romer铆a de Votos y Promesas. Al peri贸dico 鈥滾a Opini贸n鈥 se debe tambi茅n el auge de la devoci贸n a la Virgen de la Sierra, pues este medio era dirigido por Don Manuel Mora. De hecho el nombre completo de esta publicaci贸n era 鈥淟a Opini贸n de Cabra: El peri贸dico de la Virgen de la Sierra鈥.

Ermita de la Virgen de la Sierra

Pocos siglos despu茅s comenzar铆a la construcci贸n del Santuario, la construcci贸n del mismo tambi茅n est谩 llena de misticismo, pues la leyenda cuenta que la ubicaci贸n elegida para la construcci贸n del Santuario era diferente a la actual. La leyenda cuenta que los materiales se desplazaban misteriosamente a la cima de la Sierra de Cabra. Se piensa que la construcci贸n de la Ermita comenz贸 en el siglo XIII, si bien no debemos pensar en que la fisionom铆a se parecer铆a mucho a la actual, pues la Casita Blanca ha sufrido muchas modificaciones. Las restauraciones m谩s importantes del Santuario son las de 1591, cuando se realiz贸 una gran ampliaci贸n. Hasta el siglo XVIII la iglesia se ir铆a ampliando y enriqueciendo, por ejemplo el altar mayor es obra de Melchor Aguirre, tambi茅n podemos ver trabajos del maestro tallista Pedrajas.

Para la construcci贸n del Santuario se han utilizado se han utilizado materiales t铆picos de la zona, como la piedra caliza o el m谩rmol rojo de Cabra. Principalmente destaca el altar mayor de Melchor Aguirre, realizado en m谩rmol rojo y negro. En el centro destaca la imagen de la Virgen de la Sierra, que se encuentra protegida por un cristal pues la imagen se encuentra ubicada en un camar铆n de m谩rmol y bronce que coste贸 Do帽a Carmen Jim茅nez Flores, Vizcondesa de Termens, la ejecuci贸n del mismo se remonta al a帽o 1927 y fue realizado por el arquitecto Enrique Daverio.

En el crucero del Santuario encontramos dos altares, ubicados en los laterales. En un lado encontramos una imagen de Santa Ana, que est谩 cobijada en un altar de madera tallada, dorada y policromada, este altar es obra de Francisco Javier Pedrajas.

Frente a este altar encontramos otro dedicado a San Fernando,聽 considerado patr贸n y fundador del Santuario. La imagen de San Fernando fue realizada por Rafael Hern谩ndez Mohedano, profesor de dibujo del Instituto Aguilar y Eslava, en torno al a帽o 1880, y pag谩ndose por ella 200 reales. La imagen est谩 inspirada en la de San Fernando de la Catedral de Sevilla, por ello aparece con la armadura y atributos del poder y la justicia.

En el resto de la ermita encontramos m谩s capillas en las que podemos encontrar diferentes im谩genes. Por ejemplo, en la parte izquierda de la nave encontramos un crucificado denominado, Cristo del Picacho, de madera barnizada en su color con cuatro clavos y realizada por el escultor egabrense Miguel Arjona en 1980. Otras de las im谩genes que nos encontramos en la nave son: San Agust铆n, San Argimiro, San Isidro, San Arcesindo. Iconograf铆a relacionada con la fundaci贸n de los conventos de Cabra y con la aparici贸n de la Virgen de la Sierra.

Iconograf铆a de la Virgen de la Sierra

La ejecuci贸n de la talla de la Virgen de la Sierra se remonta a finales del siglo XIII o principios del siglo XIV, de estilo g贸tico arcaico La estatura de la imagen es algo menor del natural. La tipolog铆a iconogr谩fica de la Virgen en Majestad, esta representa la majestad divina de la Sant铆sima Virgen.

La postura es hier谩tica, regida por la frontalidad , boca peque帽a, nariz recta, ojos grandes de color azul verdoso. Con una expresi贸n seria y serena que cautiva. Pese a que es imagen de vestir las vestiduras originales de la imagen son: t煤nica roja y manto azul, ambos ce帽idos a la cintura, mostr谩ndose unos pies descalzos bajo los pliegues del manto. 聽

La imagen del Ni帽o Jes煤s no es de la misma 茅poca de la imagen de la Virgen, pues la imagen ten铆a un ni帽o que le fue sesgado. Por ello, posteriormente se realiz贸 un ni帽o de estilo barroco, realizado en madera policromada y fechado en el siglo XVIII.

La imagen es una de las m谩s antiguas de la Di贸cesis de C贸rdoba.

Redes sociales de Cuaresma Egabrense聽

Toda la informaci贸n disponible para Android

De momento nuestra aplicaci贸n solo est谩 disponible para Android. Los usuarios de iOS pueden sacar el enlace directo a su pantalla.