En el día de hoy la Fundación Aguilar y Eslava recogerá la Medalla de Andalucía. Tras veinte años de duro trabajo se reconoce la labor de esta institución que ha trabajado de manera incansable por la cultura y la educación. La Fundación Aguilar Eslava acoge en su seno diversas ofertas culturales, resaltando la labor formativa del Instituto, el cual lleva el nombre de su fundador Don Luis de Aguilar y Eslava, entre sus paredes se han formado miles de egabrenses, destacando Niceto Alcalá Zamora, Alcalá Galiano, entre otros muchos. Otras de las ofertas culturales que se recogen en el seno de la Fundación Aguilar y Eslava son: el Coro de Cámara, el Centro de Estudios Manuel Vargas y Alcalde, el Oratorio de la Purísima Concepción y por último el Museo Aguilar y Eslava, el cual recoge importantes piezas pertenecientes a las ciencias naturales, exposiciones itinerantes y el Museo de la Pasión

En este caso nos gustaría destacar la labor que la Fundación Aguilar y Eslava realiza por la Semana Santa a través del Museo de la Pasión. Los orígenes del museo se remontan a una exposición itinerante sobre “El Hombre de la Sábana Santa” en el año 2002. Esta exposición recogía un resumen del trabajo que Don Juan Manuel Miñarro había realizado hasta ese momento en el mundo de la sindonología. Cabra fue una de las ciudades elegidas para la exposición sobre “El Hombre de la Sabana Santa”, y es que en nuestra ciudad poseemos una de las primeras piezas iconográficas en las que Juan Manuel Miñarro plasmó sus primeros estudios sobre la Sábana Santa, nos referimos a la imagen de Jesús de las Penas de la Cofradía de la Oración en el Huerto.

Los sótanos del Museo Aguilar y Eslava que en otra época sirvieron de refugio durante los bombardeos de la Guerra, ahora se convierten en un espacio cultural, conformando el Museo de la Pasión. A través de estudios arqueológicos, científicos, históricos y artísticos se muestra al visitante como fue aquella “primera Semana Santa”. El profesor Miñarro ha continuado sus estudios sobre la Sabana Santa desde el año 2002, todas estas nuevas investigaciones se encuentran recogidas en el Museo de la Pasión, donde se muestran de manera secuencial desde que entramos en las dependencias.

En las primeras estancias del Museo de la Pasión encontramos una explicación sobre los que se encuentran en Tierra Santa, una contextualización de la sociedad en la que vivía Jesús, ya que según el profesor Miñarro la Sábana Santa es la prueba material de la existencia de Jesús de Nazaret. En la siguiente parte de la exposición encontramos una algunos detalles sobre cómo fue la Pasión de Cristo, muchas de las curiosidades que se muestran en esta parte de la exposición difieren de lo que por creencia popular conocemos. A continuación accedemos al espacio donde se explica cómo fue la crucifixión. En otra parte se puede admirar una imagen tridimensional de cómo era la cara del Hombre de la  Síndone, acompañada de una reproducción del cadáver y del Sudario de Oviedo.

A lo largo de toda la exposición se pueden contemplar reproducciones de la corona de espinas, clavos, cruz, romanos y un largo etc. Sin duda alguna la mejor manera de conocer como sucedió la historia que envuelve al “Hombre de la Sabana Santa” es acudir un  día al museo, el ambiente que allí se respira es el ideal para trasportarnos mentalmente a Jerusalén y recrear en nuestra mente las escenas de la Pasión. Sin lugar a duda si la Fundación Aguilar y Eslava no hubiera decidido crear este espacio muchos de los egabrenses y de todos los turistas que acuden a Cabra desconocerían importantes detalle de como ocurrió en realidad la Pasión.

Desde el pasado 22 de febrero y hasta el 17 de marzo podrán disfrutar en el Oratorio de la Purísima de la exposición Escenas de la Pasión «A la luz de los evangelios». Una exposición de en la que se muestran las escenas de la Pasión de Cristo a través de un diorama cedido por la Parroquia de Santo Domingo de Lucena.