¿Sin planes para este fin de semana?

Nosotros te damos una solución.

Las calles de Cabra se llenan del olor a azahar, incienso, canela, clavo, matalauva. Un momento único para disfrutar de una gastronomía muy particular. El precepto religioso de la abstinencia cuaresmal es el origen de un sin fin de platos tradicionales. Las ollas de las casas, restaurante y cuartelillos rebosan de potajes de cuaresma, espinacas con garbanzos, albóndigas de bacalao, ensaladilla y un largo etc. de platos. Sin olvidar los postres típicos, los escaparates típicos se llenan de pestiños, gajorros, magdalenas, torrijas, roscos, leche frita, empanadillas.

Con el fin de poner en valor la rica gastronomía de la que disfruta Cabra, AECA, el Ayuntamiento de Cabra y los distintos restaurantes de la localidad han creado la ruta «Gastronomía de Pasión». Durante todos los días de Cuaresma y Semana Santa toda la persona que lo desee podrá disfrutar en los restaurantes adheridos a esta iniciativa de los distintos platos que anteriormente he nombrado.

Las personas que decidan participar en esta ruta podrán ser premiadas con 50€. Para poder conseguir este premio los participantes deberán cumplimentar un total de 4 sellos en el pasaporte que se les facilitará cuando prueben alguna de las tapas que se ofrecen en esta ruta. Un total de 32 establecimientos participan en esta iniciativa, aportando cada restaurante un 2 tapas, por lo que se podrá disfrutar de un total de 64 platos.

Una curiosa iniciativa que incentiva el turismo a través de la gastronomía.